buscador y encontrador

julio 04, 2010

Te espero cuando la noche se haga día
M. Benedetti 


Trasluz,
contrario a lo que piensan las personas,
en los aquelarres nos sentamos las brujas a contar historias,
a divagar sobre futuros,
desear vidas y
a sentirnos iguales.
Tal vez un poco menos que diferentes,
un poco menos grises,
con algo más de oportunidades,
quizá un poco más personas y
con algo de magia y libertad.

2 comentarios:

Marcelo dijo...

No me habías contado que eras bruja. Sí sabía que te gusta contar historias y que eres sensible. Me llevas a volar?

cristina upierczi dijo...

Eres bruja? Encantada hermana yo también lo soy