buscador y encontrador

marzo 02, 2010

esto de estar vivos

te he dado mis cometas,
algunos árboles del patio antiguo,
quizá miedos a cuentagotas,
tardes de cielo piña-naranja,
intentos de hornear galletas,
te he dado algunos de mis sitios escondidos,
las tardes de lluvia pequeña,

las conversaciones sin fin (aburridas o nuevas)

el sexo que gotea, el deseo desatado
y todo fue devuelto nuevo,
crecido y diferente.

me gusta esto de los dos

2 comentarios:

Lena dijo...

No caen en tierra yerma tus ofrendas.

Dadora y recibidor crecen al unísono.

Te toca la fortuna.

Que se prolongue....!

(hermoso texto...)

Abrazo,

L.

Anónimo dijo...

Hmmm... qué lindo huele todo esto...

una sonrisa.

Iraide